Apertura Cajas Fuertes y Instalación Cajas Fuertes

Si de Cajas Fuertes vamos a hablar, empecemos por el comienzo. Creo que sobra la definición por cuanto todos sabemos lo que es una de ellas y también sabemos perfectamente para que sirve, y cuál es el servicio, por demás útil que prestan.   Sin embargo pocos sabemos cuál es su origen, cuáles son sus características y algunas curiosidades acerca de ellas. Pues en este articulo pretendemos aportar a ustedes la mayor cantidad de información posible sobre estos artefactos, con el fin de ilustrar a los posibles usuarios de ellas, y así mismo orientar en un posible proceso de compra, a los que eventualmente estén interesados o requieran los servicios de una caja fuerte.

ORIGEN: Las primeras versiones de Cajas Fuertes se conocieron en la Edad Media. Estas rudimentarias cajas, eran accesorios reforzados, elaborados en madera y equipadas con muchas cerraduras. Fueron conocidas como cunas. El objetivo primordial de estas cajas es poner a salvo, en un lugar seguro, objetos de gran valor tales como dinero, joyas, documentos, archivos etc. En términos legales, la primera caja fuerte fue patentadas por los hermanos Charles y Jeremiha Chubb en el año de 1835.

Aunque el oficio principal de los hermanos Chubb era el diseño de artefactos destinados al uso de navíos y la fabricación y venta de cerraduras, ellos presentaron una primera patente en el año de 1835, para una caja provista de un seguro antirrobo. Cinco años más tarde, en 1840, un francés, Alexandre Fichet, cerrajero de oficio, invento el primer seguro que se asemeja a los utilizados en los tiempos modernos. Posteriormente, en 1860 Nicolas Bauche, fabricante de productos refractarios presenta la primera caja de seguridad, con seguro moderno y baúl acorazado, de la cual se derivan los múltiples modelos existentes en el siglo XXI.

Bien. Ahora que conocemos el origen de tan útil invento, y si usted está leyendo este articulo, con el fin de adquirir información que le permita hacerse a uno de estos artefactos, empiece por hacerse esta pregunta: ¿Por qué cree necesitar una Caja Fuerte? Entonces tendrá que pensar en cuáles son los objetos que desea proteger. Se trata de dinero? ¿Joyas? ¿Documentos Confidenciales?… Son muchos los objetos de valor, que por una u otra razón queremos proteger, y de ello depende por supuesto el tipo de caja fuerte por el que optaremos.

Es prudente ahora, en este proceso de selección hacernos una segunda pregunta. ¿De que queremos proteger nuestros bienes?   ¿Quieres protegerlos de robo, incendio, deterioro por causa del ambiente?

Y finalmente en ¿dónde vas a ubicar la caja fuerte que va a contener tus preciados objetos? Es acaso ¿en casa, o en tu oficina, o en un local comercial?

Si ya tienes clara la respuesta a estas tres preguntas, estás listo para seleccionar un modelo específico, dentro de un sorprendente e infinito catalogo de cajas fuertes que ofrecen diversos fabricantes que pululan en el mercado.

No todos son iguales, y por ello también es bueno tener certeza de que no todos prestan el mismo servicio. Algunas, se ajustan a las normas internacionales generalmente aceptadas, y aunque en todas el propósito final es la protección contra todo riesgo de sus objetos de valor, algunas cumplen con mayor propiedad este objetivo.

CARACTERISTICAS A TENER EN CUENTA.

PORTABILIDAD: Teniendo en cuenta el uso y el tipo de bienes a proteger, debemos escoger una caja fuerte que permita eventualmente ser transportada, aunque no con facilidad de un punto a otro. Si los objetos que queremos proteger son de gran importancia para su propietario, pero en manos de otras personas no representan un valor importante, y lo único que queremos es que no se extravíen u ocultarlos de las miradas curiosas de persona ajenas a nuestro circulo personal, es apropiado optar por una caja fuerte que no esté empotrada en la pared y que sea de relativa y fácil movilidad.

Si por el contrario, deseamos guardar importantes cantidades de dinero en efectivo, joyas u objetos de gran valor, es necesario acudir a cajas fuertes que se puedan incrustar en muros, que a su vez han de ser de gran grosor y fortaleza. Según la mitología popular, este tipo de cajas fuertes se ocultan tras un cuadro en una habitación de la casa de la casa o en la oficina de su propietario.

SEGURIDAD: En cuanto a la seguridad que nos garantizan los fabricantes, tenemos varios modelos y varias modalidades, que van desde la tradicional perilla con una combinación de números que se deben deslizar hacia la derecha y otros en sentido contrario. El cine y la televisión han popularizado el cliché del ladrón de cajas fuertes, que dotado de una gran capacidad auditiva o asistido de un estetoscopio logra en un minuto abrir la caja fuerte en donde se ocultan el valioso diamante que todos los protagonistas quieren obtener.

Como en efecto nos lo han hecho saber los escritores de películas y telenovelas, este tipo de seguridad en cajas fuertes, que aún se comercializan, tiene un alto grado de inseguridad, debido a que en efecto, cuando la perilla llega al punto indicado en un sentido o en otro produce un casi imperceptible “clic” que delata la combinación asignada.   Es por ello que hoy en día se fabrican cada vez menos.

La clave digital con bloqueo de teclado, que es simple y rápida, es tal vez la modalidad más usada, hablando de cajas fuertes que no son de gran costo. Generalmente la clave es de cuatro dígitos y es fácil para el usuario cambiarla en cualquier momento. En contra de este sistema, podemos decir que es relativamente fácil para algún desprevenido visitante observar al propietario digital la clave de forma casual o de forma premeditada.

Existen así mismo los cierres de reconocimiento Biomètrico, dentro de los cuales el modelo más popular es el que acude al reconocimiento de la huella digital. La sofisticaciòn de estos modelos de cajas fuertes, ha llevado incluso a desarrollar, reconocimiento de voz o de retina. Como es apenas natural, hablamos de mayores costos, que solo se justifican cuando deseamos proteger objetos que sobrepasan ampliamente el valor de la caja fuerte.

LA ESTRUCTURA DE LA CAJA: Pensemos un poco, al llegar a este punto, que si un ladrón no tiene la posibilidad de violar la seguridad del cierre de una caja fuerte, sea del tipo que este sea, sin duda pensara en violentar la estructura misma del cofre. Probablemente acuda a un taladro, o incluso a algún tipo de explosivo para lograr su objetivo.

Es entonces en donde cuenta mucho no solo la forma en que se han fabricado las cajas fuertes y los materiales que en ella se han utilizado, sino el sitio en donde esta incrustada.

Podemos dividir las cajas fuertes, según su resistencia en tres grupos. En la categoría ESTANDAR, podemos encontrar puertas de ocho a diez milímetros de grosor, que sin duda aportan una buena resistencia.

En segundo lugar, los llamados ARMARIOS, presentan puertas de hasta quince milímetros de espesor, alta resistencia y refuerzo para prevenir el desprendimiento de bisagras.

Finalmente tenemos cajas fuertes, con puerta de más de hasta 30 milímetros de grosor, lo que por supuesto nos entrega excelente resistencia, e incluso protección contra incendios y otros eventos naturales.

HABLEMOS DE PRECIOS.

En la misma medida en que tenemos una amplia gama de seguridad y de características, tenemos también un espectro muy amplio de precios, que van desde los 35 Euros hasta los 5000 si es que hablamos de un gabinete fuerte, de gran volumen y con controles biométricos de acceso.

Si su presupuesto es limitado, pero desea brindar protección de alta seguridad a sus objetos, recuerde que siempre puede acudir al servicio de cajillas de seguridad ofrecido por todos los bancos, con tarifas realmente económicas y seguros que resarcen sus pérdidas en caso de calamidad.

Igualmente le recordamos, que en caso de que usted desee tomar un seguro, para los objetos que preserva en una caja fuerte de su propiedad, dicha caja debe cumplir con la norma EN1143-1, misma que reconoce ocho clases de protección, lo que se traduce en un grado de resistencia mostrado por su aseguradora. Este grado de resistencia se expresa en valor RU (unidad de resistencia), que tiene en cuenta básicamente las herramientas utilizadas y el factor de tiempo de manipulación. Con base en esta RU, se calcula el canon de su póliza de seguros.

Así mismo existe una nueva norma Europea, la EN 1047-1 que regula la resistencia al fuego de las cajas fuertes. Para obtener la certificación de esta norma, las cajas fuertes son sometidas a pruebas extremas. Se colocan en un ambiente de altas temperaturas que van desde los 30 grados hasta los 150 por periodos de entre 60 y 120 minutos.

ALGUNOS TIPOS DE CAJA FUERTE.

ESTANDAR: Los modelos básicos de cajas fuertes, son fáciles de instalar. Todo lo que necesita es ubicar el sitio en donde la va a ubicar. Ellas incluyen un kit de montaje, para pared o para piso. Solo debe asegurarse que esta pared o piso sean de concreto para que no sea fácil arrancarla del lugar en que ha sido empotrada. Estos modelos otorgan gran seguridad y algunas de ellas incluyen el control biométrico.

CONSTRUIDAS: Estos modelos de cajas fuertes, deben ser empotrados en la pared, y su instalación requiere de adecuaciones especiales con el fin de lograr condiciones de seguridad óptimas. Antes que nada se debe contar con las dimensiones requeridas para su instalación. La pared debe tener un espesor de entre 10 y 15 centímetros de profundidad. Se debe así mismo, controlar las variaciones de temperatura, antes de la instalación de la caja.

CAJA FUERTE A PRUEBA DE FUEGO:   Las cajas fuertes, a prueba de fuego, como su nombre lo indican, no solo presentan características que las hacen seguras en caso de robos, sino que ofrecen resistencia en caso de incendios. Es sabido que la velocidad de propagación de un incendio es meteórica, por lo cual los objetos y documentos de gran valor deben estar protegidos en una caja fuerte a prueba de fuego. Al utilizar un modelo de caja fuerte a prueba de fuego, tenemos la seguridad de preservar en contenido en su interior en perfectas condiciones, en periodos de tiempo superiores a dos horas, lo cual debe ser suficiente para que llegue la ayuda necesaria para sofocar de las llamas.

Las cajas fuertes a prueba de fuego, no solo están fabricadas con dimensiones en su grosor que permiten preservar su contenido, sino que están recubiertas con aislamiento a prueba de fuego, lo que ralentiza el aumento de la temperatura al interior de la caja fuerte.

CAJAS FUERTES BLINDADAS: Las cajas fuertes blindadas, tiene la propiedad de contar con un revestimiento adicional, de protección ultra fuerte, dotadas así mismo de armaduras de acero, dificultando aun mas su posible violación. El escudo de acero que recubre la estructura del cofre proporciona una solución eficaz para cualquiera que desee proteger su propiedad o sus documentos contra el robo.

GABINETES DE SEGURIDAD. Esta gama de cajas fueres, corresponde esencialmente a todos aquellos que, a más de la seguridad, anhelan la discreción como criterio principal. Es por ello que estas cajas fuertes están diseñadas para encajar perfectamente en sus muebles y de esta forma proteger con discreción sus objetos de valor. Los gastos en que se incurre para su instalación son mínimos, solo debe contar con un cajón, un mueble o un armario.

Las cajas fuertes son la solución ideal para mantener a la mano, pero de manera confiable y segura, todos aquellos bienes, pertenencias y documentos valiosos o confidenciales. Es posible adquirirlas en tiendas de bricolaje (los modelos más básicos), así como entre los distribuidores y tiendas especializadas, entre los que debemos distinguir los que son fabricantes y aquellos que solo comercializan los productos.

Igualmente son muchas las cerrajerías que las venden, o finalmente las puede encontrar en Internet. Un buen número de tiendas en línea las ofrecen, en variedad de modelos y colores.

Tener sus objeto de gran valor, dentro de una buena caja fuerte, le permitirá llevar a cabo sus labores y sus negocios con la debida paz y tranquilidad, sin tener que preocuparse por posibles robos o deterioro de sus bienes, y de paso, logrará obtener menores pagos en sus pólizas de seguros.

Presupuesto sin Compromiso

Nombre*:

Teléfono de contacto*:

Email*:

Consulta:

 
error: Content is protected !!